PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO, PLANTÉATE OBJETIVOS REALISTAS
PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO, PLANTÉATE OBJETIVOS REALISTAS

AUTORA

NEWSLETTER

Suscríbete y todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”

Seguro que sí, seguro que en algún momento has sentido que tu corazón latía muy rápido cuando pensabas en los propósitos que tú misma te habías impuesto.

Y seguro que sí, en muchos momentos te has visto incapaz de conseguir lo que te proponías, quizás porque pensabas en el duro camino que te quedaba por recorrer.

 

Estoy convencida porque a todas nos pasa o nos ha pasado alguna vez y, aquí estamos, para pararnos a pensar y darle cordura a esos nuevos propósitos que luego no cumplimos porque no nos da la vida o porque los queremos para ayer.

 

Muchos estudios aseguran que entre 9 de cada 10 personas que establecen propósitos para el Nuevo Año fracasan, y es debido a cómo se plantean.

 

Sabemos que el constructor de una casa no puede comenzarla por las ventanas o por el tejado, pero si así fuese ¿irías a vivir a esa casa sin unos cimientos puestos a consciencia, con tiempo y dedicación?

O, mejor, imagina querer ser experta en un ámbito y que sólo con una prueba ya lo fueses. Tendrías el título claro, pero ¿Tendrías los conocimientos y habilidades para desempeñar esa formación? Mejor no tener prisa, ¡qué agobio sería proponerse en tan poco tiempo el saberse un tocho de libros sin fin!

¿Bajarías de una colina preciosa de un salto? Qué vértigo saltar de golpe tantos kilómetros… que pena no disfrutar del río que pasa en medio…qué harás si en la próxima colina te encuentras con una valla que no sabes saltar… cuántos frutos del árbol hubieras cogido si caminaras sin prisas colina abajo, ¡Cuánto agobio habrías quitado de golpe si no te exiges saltar tantos metros de un solo salto!

 

En alimentación y cambio de hábitos en general pasa con frecuencia. Sólo vemos el resultado final, aquel donde el cuerpo se encuentra bien, con un peso saludable, donde las enfermedades brillan por su ausencia, donde me siento con energía y felicidad.

Pero cambiar hábitos no es tarea fácil y ese completo bienestar no se alcanza en un salto. ¿Qué pasará si sólo te centras en llegar ya a ese objetivo final? ¿Si ese es tu único propósito? Que cada paso que quieras dar te costará un mundo, que te perderías el aprendizaje que supone, y que lo verías tan lejos que no querrías llegar nunca.

Pero ¡ojo!, no dudo, ni dudes nunca de que puedes. Para ello, establécete pequeños objetivos realistas en un plan de acción, que puedas conseguir en poco tiempo y que te puedas demostrar a ti misma que conseguirás todos los siguientes pasos que te propones.

Quisiera ayudarte aconsejándote los siguientes pasos:

  1. Piensa qué quieres conseguir y para qué.
  2. Cuando tengas claro tu OBJETIVO asegúrate que cumple el criterio SMART: específico, medible, pactado, realista y limitado en el tiempo.
  3. Busca ayuda de un profesional sanitario (entrenador personal, dietista-nutricionista, psicólogo), si crees que necesitas un acompañamiento amable en tus objetivos.

 

Por tanto, ya sabes, no empieces el año con muchos nuevos propósitos ambiciosos que requieran meses, sino con pequeños objetivos que puedas ir alcanzando pronto y que te den el impulso que necesitas para el siguiente.

O mejor aún, este año déjate llevar por la intuición, déjate fluir y seguro que serás capaz de hacer por tu cuerpo y alma todo lo que él hace por ti.

 

Mis mejores deseos para ti este próximo año.

Cuídate,

Laura Ramos.

MÁS
ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA

newsletter

Todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y consigue tu 10% de descuento para comenzar ya el curso que mejorará tu salud.