La solución a tu estreñimiento
La solución a tu estreñimiento

AUTORA

NEWSLETTER

Suscríbete y todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”

El estreñimiento es muy frecuente, sobre todo en mujeres, en personas con una vida sedentaria, y en aquellas con una dieta baja en líquidos y baja en fibra. Aunque también puede aparecer como efecto secundario a patologías o consumo de ciertos fármacos.

Estreñimiento es, acudir a visitar al señor “roca” menos de 3 veces a la semana, con presencia de heces duras, poca cantidad, más secas que la “mojama” y/o con esfuerzos tremendos para intentar sacarlas.  

La alimentación juega un papel muy importante y es la primera medida en tener en cuenta, sin olvidar el estilo de vida o hábitos que te ayudarán a combatir el estreñimiento. 

¡Toma nota!

Valora tu alimentación. ¿Estás consumiendo alimentos ricos en fibra? Aporta fibra de forma gradual para evitar síntomas desagradables como gases.

  • Si consumes cereales refinados, sustituye por los integrales. Introduce salvado de cereales como de trigo o de avena, quinoa, centeno, espelta…
  • Aumenta las raciones de legumbres semanalmente. Guisantes, alubias…
  • Aporta dos raciones de verduras y hortalizas. Alcachofa, níscalo-robellón, col de Bruselas, col lombarda, brócoli, espinaca, judía verde… Ojo con aquellas que crean flatulencia.
  • Consume fruta fresca y seca. Mejor entera en vez de zumos ya que la fibra está en la pulpa y en la piel. Frambuesa, granada, grosella, mora, ciruela seca y pasas. 
  • Frutos secos al natural y con cáscara.
  • Semillas de lino, chía y sésamo. 1 c. sopera/día. Tritura antes de su consumo ya que así aprovecharás la grasa de las semillas.
  • Lubrica tus intestinos para favorecer la extracción con alimentos como aceite de oliva, aguacate…

¡Escucha a tus intestinos!

  • Evita aguantarte cuando tengas ganas.
  • No dejes de ir al baño porque tienes prisa o el lugar no es el adecuado. Acabas suprimiendo el reflejo y favoreciendo el estreñimiento.

¡Visitas regulares! Ir a la misma hora, sin prisas y es interesante después de las comidas. No se suele recomendar pasar mucho tiempo sentada, pero si un taburete para colocar tus pies y conseguir una postura como si estarías defecando en el campo.

 

¡Hidrátate! mediante agua como bebida principal, caldos, infusiones… Un vaso de agua templada en ayunas a muchas mujeres les soluciona la papeleta.

Realiza ejercicio físico o practica algún deporte ya que favorece el movimiento y el ritmo de tus intestinos.

Masajea la zona abdominal, controla el estrés y realiza las comidas de forma regular a la misma hora y mastica, ¡práctica!

Laxantes como último recurso, pueden irritar la pared intestinal y empeorar el estreñimiento. 

Espero que te ayuden estas líneas y cualquier cosa aquí estamos.

Gracias por leernos

 

 

 

 

MÁS
ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA

newsletter

Todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y consigue tu 10% de descuento para comenzar ya el curso que mejorará tu salud.