El error que estás cometiendo todos los días
El error que estás cometiendo todos los días

AUTORA

NEWSLETTER

Suscríbete y todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”

No me digas, ¡eres de las que monta día sí y día también un buffet libre en el comedor de su casa! Confiesa ahora o calla para siempre.

¿Cuántas comidas has llegado hacer?, venga dinos. Porque lo que le gusta a una, al otro no le apetece, ¿verdad?

Por complacer a todxs, acabas haciendo variedad de recetas. Cocinar y cocinar. Lo mejor de todo es que siempre hay alguien que acaba quejándose, o se pasean por la cocina, pero no para ayudar si no para ver que tal huele… ¿te suena familiar? Valga la redundancia.

¿Cuántas veces, has acabado comiendo cualquier cosa? Cualquier cosa sí, porque estás tan mareada de tanta receta, que a la hora de comer no tienes apetito. ¿O tal vez las sobras? Por qué claro, las sobras no se tiran. Estas sobras acaban siendo dos cucharadas del guiso de tu hija, una salchicha de tu nieto, ahh la costumbre de dejar un poco de ensalada y por lo que queda, te la tienes que acabar. 

Incluso no se hacen comida porque saben que acabarán comiendo las sobras. Llevan un descontrol considerable con la alimentación y están agotadas.

Mujer, esta genial que quieras complacer a todxs, pero ¿y tú? ¿Te complaces a ti misma? Tienes que cuidar de ti y darte la importancia que mereces. Mujer, aliméntate bien, tu cuerpo no merece ese descuido nutritivo.

Así que por favor, si tenéis a una mujer a vuestro alrededor que haga estas cosas ponerle freno si no lo hace ella.

 

P.D: Mi hija siempre lloraba cuando había una comida que no le gustaba. Por aquel entonces no era muy fan de las legumbres, verduras… Le hice una reflexión. “En casa vivimos cuatro personas y a cada uno, nos gustan unas cosas, tenemos que organizarnos. ¿Te parece si eliges tú la primera? Para comer, las dos recetas que más te gusten.

Y así, conseguimos qué, cuando los lunes tocan las lentejas de su padre, no empiece a quejarse. 

MÁS
ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA

newsletter

Todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”