Cambios corporales durante la menopausia
Cambios corporales durante la menopausia

AUTORA

NEWSLETTER

Suscríbete y todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”

¿Te has dado cuenta de que no se habla de la menopausia hasta que no llega? ¿De que no hay transmisión de conocimiento de abuelas a nietas, madres a hijas etc.?

Los cambios que suceden en nuestro cuerpo son en parte causados por la menopausia y también por la propia edad. Muchas veces es difícil de distinguir. Estos cambios dan lugar en una etapa en la que habitualmente estamos de trabajo hasta arriba, cuidando de la familia (padres enfermos o hijos aun en casa), con muchas responsabilidades.

Los síntomas de la menopausia afectan a nuestra calidad de vida, tanto en el trabajo como en la vida personal. Los síntomas difieren de una mujer a otra, dependiendo de donde viven e incluso de su raza. ¿Has escuchado eso de que tu código postal define tu salud? Otros factores individuales como tu historia personal, el estado de salud actual o tu nivel socioeconómico puede agravar la experiencia que se tiene con la menopausia y sus síntomas.

No todos los cambios aparecen a la vez, si no que van dándose paulatinamente. Además, no tienen porqué aparecer en todas las mujeres. Depende de varios factores genéticos, ambientales y conductuales.

A corto plazo:

  •       Trastornos menstruales
  •       Sofocos
  •       Trastornos del sueño
  •       Migrañas
  •       Palpitaciones
  •       Alteraciones cognitivas

A medio plazo:

  •       Problemas en la piel (sequedad, pérdida de elasticidad)
  •       Problemas genitourinarios (incontinencia urinaria, infecciones recurrentes, dolor durante el coito)

A largo plazo:

  •       Enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico
  •       Osteoporosis
  •       Cáncer

Como ves, los cambios son varios e impactan tu calidad de vida. Es muy importancia que acudas a un profesional si presentas algunos de estos síntomas o cambios. Ten en cuenta que no se trata de sufrirlos en silencio, que hay miles de tratamientos que te pueden ayudar a sentirte mejor: terapia hormonal, alimentación, ejercicio físico, fisioterapia y psicología. Cuídate.

MÁS
ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA

newsletter

Todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”