MENÚ EXPRESS, QUE EL TIEMPO NO SEA UNA BARRERA PARA CUIDARTE
MENÚ EXPRESS, QUE EL TIEMPO NO SEA UNA BARRERA PARA CUIDARTE

AUTORA

NEWSLETTER

Suscríbete y todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”

¿Tienes poco tiempo y eso te impide comer de forma saludable? ¿Te agobia la cocina y no tienes ideas de qué cocinar?

En consulta de nutrición es muy común ver a pacientes que señalan el TIEMPO como una gran barrera para cuidar de su alimentación. Las prisas, el trabajo, la familia.. en definitiva, el ritmo de vida actual hace que desde el momento que ponemos un pie en el suelo por la mañana activemos el piloto automático y corramos como locas, sin pararnos a pensar qué hacemos y qué no hacemos por cuidarnos.

En la mayoría de las ocasiones el problema no es el poco tiempo que disponemos para cocinar, sino la falta de planificación y de ideas.

Para conseguir un hábito con éxito es muy importante la organización y, aunque al inicio te quite algo más de tiempo, cada semana será más fácil.

Atenta a estos 6 tips que pueden ayudarte a conseguirlo:

  • Apúntate las ideas de platos exprés que te dejo a continuación para comenzar. También puedes bichear recetas en blogs, ebooks y/o libros de cocina y tener tu propia batería de platos que te guste, rápidos, saludables y que sean fáciles de adaptar a tu rutina.
  • Innova y nútrete de nuevas recetas, así huirás de la monotonía y tu alimentación será mucho más apetecible.
  • Ajusta los platos al método del Plato Saludable o Plato de Harvard, para que la proporción de alimentos sea la correcta. Para ello, la mitad del plato deben ser verduras y hortalizas; una cuarta parte de alimentos proteicos (pescado, legumbres, carne, huevos…) y, la otra cuarta parte compuesto por carbohidratos (patata, pan, pasta o arroz integral…).
  • Infórmate bien de los cuales son los productos de temporada. Los platos tendrán mucho más sabor y ahorrarás mucho en la cesta de tu compra.
  • Haz tu menú equilibrado en base a los puntos anteriores. Sería muy positivo involucrar a la familia en su elaboración, para que sea a gusto de todos.
  • Haz la lista de la compra en base a la planificación de tu menú. Puedes incluir verduras envasadas y/o congeladas, así como legumbres o latas de pescado. Son buenas bases en la despensa.

 

Y aquí el menú semanal con platos ricos y muuuy fáciles de cocinar:

LUNES

  • Comida: Salteado de garbanzos, quinoa y espinacas.
  • Cena: Pimientos asados con atún, aguacate, queso fresco y mix de semillas.

MARTES

  • Comida: Ensalada de endivias y mero al limón.
  • Cena: Crudités de verduras con hummus y huevo a la plancha.

MIÉRCOLES

  • Comida: Ensalada de lentejas con queso feta y salsa pesto.
  • Cena: Revuelto de champiñones con taquitos de jamón y huevo.

JUEVES

  • Comida: Salteado de calabaza, cebolla y setas con taquitos de pavo.
  • Cena: Ensalada de salmón al natural en lata con espinacas babys y mango.

VIERNES

  • Comida: Hélices de lentejas rojas con almendras y champiñones.
  • Cena: Carpaccio de calabacín con almendras y parmesano y huevos cocidos en rodajas con pimentón, AOVE y sal.

 

Espero que la lectura de este artículo te ayude a comenzar a cambiar un hábito.

No te olvides disfrutar de cada paso del proceso,

 

Gracias por leernos,

Laura Ramos.

MÁS
ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA

newsletter

Todos los meses te enviamos nuestro mejor contenido.

Suscríbete y descarga nuestro ebook
“Refréscate sano este verano”